Acción en Circulación

0

Cuando se habla de acción en circulación se hace referencia a toda acción que ya ha sido emitidas en el mercado y adquirida por inversionistas, pasando estos, entonces, a formar parte del listado de accionistas de cierta sociedad financiera en un momento dado.

Dichos accionistas obtienen por tal motivo el derecho a tomar ciertas decisiones sobre esa porción de la cual son propietarios y que representa parte de los activos financieros de esa empresa, razón por lo cual estas acciones pasan a formar parte de la lista de pasivos en la misma.

Es importante recalcar que dentro de las acciones en circulación no se tienen en cuenta aquellas que han sido recompradas por la empresa, únicamente dentro de esta categoría de acciones se consideran aquellas que son parte del patrimonio de inversionistas.

Una acción en circulación debe ser previamente autorizada o emitida por la empresa antes de ser adquirida por algún accionista, en caso de que la sociedad financiera no cuente en un número suficientes de acciones para vender, puede someterse a votación dentro de la junta de accionistas la posibilidad de conformar dichas acciones.

En el momento que una compañía acrecienta su capital social vendiendo nuevas acciones a inversionistas interesados o en caso tal, realizando la división de las acciones ya existentes para así conformar mayor cantidad de acciones, se dirá entonces que las acciones en circulación han aumentado.

En caso contrario, si dicha empresa recompra las acciones que ciertos inversionistas poseían o se lleva a cabo la acción inversa de dividir las acciones, se considerará en consecuencia que las acciones en circulación han disminuido.

En el campo de las inversiones cuando existe un aumento de las acciones en circulación dentro de una sociedad financiera se entiende que esta se encuentra estable dado a la estabilidad que marcan sus precios. Por el contrario, si existe disminución de acciones en circulación se considere a la compañía como vulnerable.

Ejemplos de acción en circulación.

  1. Dentro de las acciones en circulación se excluyen aquellas que son recompradas por la empresa.
  2. Las acciones en circulación no deben ser mayores que las acciones autorizadas, difiriendo de estas dado a que una acción en circulación debe ser primero emitida y autorizada por la compañía antes de formar parte de la sociedad financiera.
  3. Aquellas acciones consideradas como propiedad de inversionistas de dominio público y minoristas son calificadas como acción en circulación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here