Economía Aplicada

0

La economía aplicada es el conjunto de medidas que articulan las diferentes instituciones del Estado, para poner en práctica una determinada teoría económica, con la que se pretende lograr objetivos específicos tanto a corto, como a mediano o largo plazo.

A través de la historia destacados economistas desarrollaron modelos teóricos que en su momento recogieron una determinada realidad del entorno, y tales modelos preveían la evolución y los posibles desenlaces económicos.

Economía aplicada

En el momento en que sobre cualquiera de esas teorías las diferentes instancias del gobierno de un país levantan estrategias que actúen sobre las variables económicas y las ejecuta, estamos en presencia de la economía aplicada.

Su esencia, consiste en:

  • Poner en práctica una determinada teoría económica que en base a sus preceptos se lograría solucionar el problema del mundo real; y
  • Predecir en base a cálculos, las probabilidades que algo ocurra o no.

Objetivos de la economía aplicada

Entre la amplia gama de objetivos de la economía aplicada, permite por ejemplo:

A nivel de Estado:

  • Establecer los criterios que permitan la estabilidad y crecimiento económico de todos los sectores que trabajan por el desarrollo del país.

A nivel empresarial:

  • Analizar la oferta y la demanda de un producto mediante estudios de mercadeo y en base a los resultados contrastarlo con las ventas, lo que permitirá decidir qué producir y  diseñar estrategias para conquistar el mercado objetivo.

Ámbitos de la economía aplicada

Las políticas económicas, representan las estrategias que se instrumentan sobre una variable para lograr un propósito, por lo tanto la economía aplicada está presente en:

  • Política fiscal: Equilibrar la actividad productiva del país de manera que aumente el PIB y controlar la inflación. Ajustar el nivel de gasto público y los impuestos.
  • Política monetaria: Ajustar el volumen de moneda circulante y los tipos de interés.
  • Política de rentas: Nivelar los salarios conforme a la inflación, para incentivar el poder adquisitivo.
  • Política exterior: Controlar los tipos de cambio y evaluar los aranceles del comercio exterior que favorezcan tanto las importaciones como las exportaciones.

Ejemplos de Economía aplicada

Se puede usar el término tal como en los siguientes ejemplos:

  1. El resultado esperado por el incentivo fiscal a las empresas privadas, fue lo proyectado por la economía aplicada.
  2. La disminución en las tasas de interés activa en las instituciones financieras para préstamos agropecuarios, es una política monetaria que en base a la economía aplicada persigue favorecer la solicitud de créditos para incentivar a este sector productivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here