Fiebre del Ferrocarril

¿Qué es la fiebre del ferrocarril?

La fiebre del ferrocarril se considera una burbuja especulativa que surgió en el mercado ferroviario en el siglo XIX en Gran Bretaña, como respuesta al incremento del valor de las acciones de las compañías ferroviarias, producidas por la especulación y la llegada de capital de nuevos inversores, lo que produjo un colapso en el mercado.

fiebre del ferrocarril

En este sentido, se denomina fiebre del ferrocarril al comportamiento especulativo del mercado ferroviario, caracterizado por la subida anormal de su valor.

Durante el siglo XIX, en el año 1830 se introdujo la primera línea ferroviaria del mundo llamada Línea Liverpool – Manchester (L&M), una innovación tecnológica que fue un completo éxito en el transporte de personas y de carga, a través de trenes impulsados por locomotoras a vapor.

Lo que empezó como una línea que comunicaba solo las ciudades de Liverpool y Manchester raídamente se expandió.

Para la época de 1840 el desarrollo industrial generaba una creciente clase media y las acciones de las empresas ferroviarias comenzaban a subir de cotización en la misma medida que crecía el negocio ferroviario.

Rápidamente, las personas acaudaladas de la época vieron una oportunidad para invertir sus ahorros en el mercado emergente del negocio ferroviario, el estado, por su parte, derogo los límites de creación de nuevas empresas, para que cualquiera pudiera invertir en nuevas compañías ferroviarias.

Se podía comprar acciones con un depósito del 10 % de su valor y pagar el restante cuando la compañía lo solicitara, la promoción por medios de difusión vendió la imagen como un negocio infalible, lo que llevo a un incremento de la demanda y del valor de las acciones.

Como el típico comportamiento de una burbuja económica, el negocio ferroviario especulaba la rentabilidad del negocio, cuando las compañías empezaron a operar vieron que el negocio no era tan rentable como se esperaba, el valor de las acciones cayó, muchos inversionistas antes de perder toda su inversión prefirieron vender las acciones por debajo de su valor real.

Este comportamiento en el mercado provoco que muchas compañías se quedaran sin financiamiento y que muchos inversionistas perdieran la totalidad de sus inversiones, reduciendo el número de compañías ferroviarias significativamente ante la imposibilidad de culminar con los proyectos y ante la falta de retorno de las inversiones.

Sin embargo, la fiebre del ferrocarril, a diferencia de otras burbujas especulativas, genero un resultado tangible que fue la expansión de la vasta red de transporte ferroviario británico.

Características de la fiebre del ferrocarril

Las características del comportamiento de la fiebre del ferrocarril son las siguientes:

  • Fue un comportamiento especulativo desproporcionado en el mercado ferroviario.
  • Fue un comportamiento que generó una burbuja especulativa.
  • Se originó en Gran Bretaña a mediados del siglo XIX.
  • Género numerosas compañas ferroviarias.
  • Ocasionó perdida de números inversiones ante la incapacidad de generar un retorno de la inversión.

Ejemplos del comportamiento de la fiebre del ferrocarril.

  • El aumento del precio de las acciones de las compañías ferroviarias.
  • La falta de rentabilidad por falta de retorno de las inversiones.
  • La subida anormal y desmedida de los precios de transporte del servicio ferroviario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *