Taylorismo

0

El Taylorismo es un término económico que se utiliza para referir la forma de organizar las actividades de trabajo para incrementar al máximo la productividad de una empresa.

Se puede definir como un sistema racional para organizar las tareas de una línea de producción, de forma mecanizada, con el cual se incrementa la eficiencia y el rendimiento de los operarios.

Taylorismo

Este término es derivado de los postulados de Frederick W. Taylor (1.856 – 1.915) economista e ingeniero estadounidense, particularmente los que se relacionan con:

  • Organización de trabajo.
  • Especialización del trabajador.
  • Control de los tiempos.
  • División de las actividades.

Es uno de los primeros sistemas usados en el capitalismo para determinar el salario de los trabajadores, y que aún se utiliza actualmente, para ello es necesario:

  • Dividir el proceso de trabajo en secuencias.
  • Registrar el tiempo en que se realiza cada una.
  • Asignar una tarea simple de la secuencia productiva a un trabajador.
  • Especialización del trabajador en una etapa de proceso productivo.
  • Cronometrar y registrar el tiempo para llevar a su mínima expresión la pérdida de tiempo.
  • Pagar a cada obrero por su productividad, fomentando que su trabajo sea más rápido y eficiente.

Al aplicar los postulados del taylorismo el sector industrial ha sido protagonista de muchos cambios, algunos de ellos son:

  • Especialización de la mano de obra, mayor destreza por parte de los trabajadores y aumento de su contribución al proceso productivo y a la generación de beneficios para la empresa.
  • Mayor control de las actividades productivas en la planta de trabajo.
  • División del trabajo para reducir costes y mejorar la organización de las actividades.

El taylorismo suele asociarse al sistema de producción en serie y al uso de líneas de montaje, donde las piezas llegan al trabajador mediante ayuda mecánica o robótica, así éste no debe desplazarse de su área de trabajo, minimizando el tiempo de producción en su tarea y manteniendo una producción ininterrumpida.

Ejemplos de Taylorismo

El término se puede aplicar en oraciones similares a las que siguen:

  1. Según el taylorismo la productividad de los trabajadores es motivada por el pago de primas debidas a su buen rendimiento y al logro de las metas productivas.
  2. Lo esencial del taylorismo es incrementar la productividad, dividiendo las tareas de trabajo, especializando al trabajador, minimizando los costes y los tiempos de producción para maximizar las ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here