Orden de Prelación

0

El orden de prelación se refiere a la preferencia que se tiene por una persona, entidad o asunto entre varios que presentan su misma situación. Este término es utilizado muy a menudo en lo que respecta al cobro de deudas.

Prelación, entonces, quiere decir que alguno de los anteriores va a tener antelación o preferencia para ser atendido, pues a pesar de que se encuentra en un caso similar a otros, existe un factor que determina su posición de prioridad.

orden de prelación

Esto ocurre incluso más seguido de lo que pensamos en la vida cotidiana, pues hay muchas situaciones que nos exigen anteponer una actividad sobre otra, como el pago del recibo de la luz para poder utilizar el servicio de Internet. Si invirtiéramos el orden de estas tareas, no sería posible posible utilizar la señal para conectarnos a la red, puesto que sin energía eléctrica es imposible utilizar nuestros equipos electrónicos.

El orden de prelación de una tarea o elemento sobre otro está también bastante relacionado con la urgencia que tenga y eso también podría determinarlo un hecho fortuito, como tener un accidente. Si vas camino al trabajo y un auto te arrolla, lo lógico es acercarse primero a un centro de salud para corroborar que todo esté bien antes de reintegrarte en tus labores.

¿Cómo funciona el orden de prelación en las empresas?

Para buscar financiamiento y de ese modo poder llevar a cabo sus actividades de producción, es necesario que una compañía consiga los recursos. Si esta no tiene liquidez para obtenerlos, puede solicitar un crédito dependiendo de cuáles títulos emita, y es cuando los bancos determinan según un orden de prelación, cuál de todas las empresas solicitantes puede hacer frente al pago del mismo, lo que la hará la primera candidata para que le sea otorgado.

¿Qué ocurre si la empresa quiebra?

Si una empresa llegase a declararse en quiebra, este sería el orden de prelación para pagar a quienes hayan invertido en ella:

  • Títulos especiales: acreedores que tienen un título especial, debido a que cuentan con garantía y prioridad de cobro.
  • Títulos generales u ordinarios: se refiere a las obligaciones de la empresa.
  • Deuda subordinada: son títulos que tienen cierta prioridad, pero no superan la garantía de los anteriores (ej. bonos subordinados y preferentes).
  • Acciones: socios de la empresa (accionistas). En condiciones óptimas, reciben mayores dividendos porque son dueños de una fracción de la compañía, pero el riesgo es muy alto si esta quiebra, pues pueden llegar a perder incluso todo el dinero invertido.

Ejemplos de Orden de prelación

  1. El orden de prelación es el que determinará cómo organizar los pasivos de la compañía.
  2. En cualquier compañía se utiliza el orden de prelación como base para tomar decisiones de prioridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here