Monopolio Puro

¿Qué es Monopolio Puro?

El monopolio puro, también conocido como monopolio legal, o de precio lineal, se caracteriza, al igual que todo monopolio, por la ausencia de competencia, donde existe una única empresa ofertante en el mercado de una determinada industrial; pues, estas empresas poseen un privilegio legal que les permite ser las únicas oferentes, por lo tanto, existen fuertes barreras de entrada que impide el surgimiento de competidores.

Monopolio puro

Este tipo de monopolio no surge de manera natural y es poco común en un mercado, por lo general, es el producto de una concesión adquirida para gestionar y ofertar bienes y servicios de carácter público, y el cual, no posee productos o servicios sustitutos, y donde además de la concesión legal a su favor, también poseen una infraestructura y tecnología especializada para llevar a cabo su actividad económica.

No obstante, los monopolios puros requieren de la renovación de la concesión una vez esta venza, para evitar el surgimiento de nuevos competidores, que pueda conllevar a la pérdida de su condición como monopolio puro, pues dicha concesión les proporciona en derecho exclusivo para llevar a cabo la actividad económica solo durante la vigencia de la misma, y si las condiciones del mismo así lo establecen, de allí que sea un monopolio poco común en el mercado; por tan motivo, su condición única y privilegiada se contempla como la forma más pura de monopolio.

En cuanto a el producto o servicio que produce, este siempre es homogéneo, ofreciendo a todos los demandantes las mismas características por exactamente el mismo precio; y a su vez es un monopolio perfecto, dado que el monopolista tiene pleno conocimiento de las condiciones del mercado, y está libre de incertidumbre, por ende, es consciente de cómo el precio final puede verse afectado por la sensibilidad de la demanda.

Es decir, un monopolio puro toma en cuenta como el precio de venta afecta la decisión de compra del consumidor, generando en cierta medida equilibrio entre la oferta y la demanda, de allí que, aunque es un monopolio, se genera una competencia perfecta que no es característico en otros tipos monopolios.

En este sentido, para la empresa monopolista generar un equilibrio en el mercado, esta debe producir en su nivel óptimo que le permita obtener el máximo beneficio, controlando la cantidad ofertada.

Características de monopolio puro

Las características que destacan en un monopolio puro son las siguientes:

  • Al igual que otros monopolios, existe una única empresa ofertante, y no existe competencia.
  • Es poco común en el mercado, y se genera producto de una concesión legal, que le otorga el privilegio de ser la única empresa ofertante en el mercado de una determinada industria.
  • Existen fuertes barreras de entrada que impide el surgimiento de nuevos competidores, principalmente legales, aunque también pueden ser tecnológicas y de infraestructura.
  • Toda en cuenta los niveles de demanda para fijar el precio y determinar el volumen de producción, de allí que sea considerado a su vez un monopolio puro y perfecto, pues en él se genera cierto grado de equilibrio.
  • Tiene pleno conocimiento de las condiciones del mercado, lo que le permite conocer y producir en su nivel más óptimo para generar el máximo beneficio.
  • No existe intervención de precios por parte del estado.

Ejemplos de monopolio puro

  • Cuando el estado otorga una concesión legal para que una empresa sea la única empresa con autorización para realizar una exportación petrolífera en una determinada localidad o región.
  • Cuando el estado otorga una concesión legal a una empresa por 8 años para que esta realice labores de mantenimiento a las centrales hidroeléctricas, y administre, opere, y comercialice la red eléctrica en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.