Clima laboral: Qué es, Aspectos, Cómo mejorarlo

Un entorno de trabajo que sea bueno y estable es fundamental para la productividad de la empresa. El clima laboral es el termómetro de la calidad de vida y bienestar de los empleados, lo que determina el nivel de satisfacción con la empresa. En la era de la gestión de personas, con el capital humano en el centro de la estrategia, el foco está en la opinión del público interno

Después de todo, ¿qué piensan, especulan y sienten los empleados sobre la empresa? Esta pregunta es fundamental para revelar qué tan comprometidos y motivados están y, en consecuencia, cuánto contribuyen al éxito de la organización. Una percepción positiva puede ser el diferencial competitivo que tu empresa necesita, de ahí la importancia de mejorar el clima laboral.

Independientemente del tamaño del negocio, es importante saber que toda empresa debe establecer una excelente relación con sus empleados. Es así como se podrá crear un entorno que propicie el desarrollo del trabajo, que a su vez conduce a un equipo más productivo.

¿Eres un emprendedor que quiere aprender a crear un ambiente agradable para las personas que trabajan contigo? Te comentaremos todo sobre el clima laboral en este post a continuación.

clima laboral

¿Qué es el clima laboral?

En términos generales, el clima laboral de una empresa puede verse como la percepción existente del entorno organizacional. Cada empleado es consciente del nivel de calidad organizativa del lugar en el que trabaja. A partir de encuestas internas, es posible medir la satisfacción con el entorno laboral y comprender cómo es el clima en la empresa.

El clima laboral determina la calidad de la experiencia de los empleados al definir un perfil psicológico claro, aunque momentáneo Esto se debe a que la percepción de los empleados puede variar en función de las prácticas internas que se implementen

La variación en el clima laboral lleva a gerentes y administradores a buscar constantemente formas de evaluar la situación de la empresa. Cuanto mejor sea el clima, mejor será el rendimiento.

Por otro lado, un clima laboral negativo puede tener consecuencias graves como la disminución de los beneficios, ya que las personas no realizan sus actividades de la mejor manera posible.

También es importante mencionar que esta percepción en una empresa no es solo una cuestión de quién trabaja contigo. Está conectado con la propia empresa, la estructura y cómo se posiciona en el mercado. Por tanto, para mejorarlo es fundamental pensar en todos los pasos, desde la contratación de personal hasta el entorno físico.

Aspectos que contribuyen a crear un buen clima en el trabajo

Existen algunas estrategias simples que pueden conducir a excelentes resultados en tu negocio. Veamos cuáles son:

1. Líderes

Uno de los principales trabajos de los líderes es garantizar un buen clima organizacional en la empresa. Más que exigir resultados, estos profesionales deben motivar a los empleados, brindándoles la energía necesaria para realizar un trabajo excelente.

Entonces, cuando llegue el momento de contratar líderes para tu empresa, trata de encontrar profesionales que puedan despertar en los demás su potencial individual y colectivo, y que sepan fomentar el trabajo en equipo.

2. Entorno físico

El entorno físico del lugar de trabajo tiene un gran impacto en el clima laboral. Los profesionales que trabajan en un lugar que estimula la creatividad, es cómodo y pone a disposición todas las herramientas para las tareas diarias, a menudo dan una mejor retroalimentación.

Esto puede parecer obvio, pero muchas empresas simplemente no prestan atención a este aspecto. No se trata de brindar una oficina lujosa a los empleados, sino de convertirla en un espacio propicio para que las personas realicen sus actividades.

Ergonomía, equipamiento, colores, cómo se arreglan los muebles, todo esto incide directamente en la experiencia de los empleados.

3. Reconocimiento

Cuando hablamos de clima laboral, nos referimos a cómo el empleado ve a la empresa. Y no hay nada mejor para impulsar este indicador que valorar a las personas por sus logros.

Muchas personas talentosas de tu empresa pueden y deben ser reconocidas. Puedes hacerlo dándoles premios, un bono o simplemente mencionándolo públicamente. Puede parecer simbólico, pero simplemente dar un título como “empleado del mes” hace que el empleado se sienta reconocido, sin mencionar que tiene el potencial de inspirar a otros colegas.

4. Una buena relación entre los empleados

Mencionamos un poco las relaciones cuando hablamos de liderazgo. El trabajo en equipo, cuando se utiliza correctamente, genera mucho más que resultados: ayuda a construir un clima laboral mucho más rico.

5. Excelente comunicación entre empleados y equipos

La mayoría de los problemas que enfrenta una organización son el resultado de una comunicación ineficiente. Cuando hay problemas en el proceso de comunicación, todos pierden.

Para mejorar el clima de una empresa, es fundamental invertir en sistemas de comunicación eficientes entre empleados y equipos.

Importancia

Dado que el entorno de trabajo tiene un impacto directo en la productividad y los resultados de los profesionales, merece una atención especial.

El conjunto de percepciones de los empleados sobre la estructura, valores y prácticas de la empresa conforma el clima laboral, que representa el estado de ánimo y el nivel de satisfacción de las personas en relación con el entorno.

Por tanto, el conocimiento mínimo sobre el comportamiento humano y sus necesidades ya es suficiente para conectar el clima laboral con el desempeño de los empleados. Vale la pena recordar la clásica pirámide de Maslow, que ordena la jerarquía de las necesidades humanas en orden de importancia.

Según el psicólogo estadounidense, las personas necesitan satisfacer sus necesidades fisiológicas, de seguridad, socioemocionales, de estima y de realización personal. Si antes las empresas creían que bastaba con ofrecer un entorno seguro y debidamente equipado, hoy los profesionales necesitan más que eso.

En otras palabras, satisfacer las necesidades fisiológicas y de seguridad es solo la parte obligatoria de la ley, que establece las normas de seguridad ocupacional y las condiciones de trabajo. Lo que los nuevos talentos realmente quieren es reconocimiento, relaciones de calidad, incentivos para la autoestima y oportunidades para la realización plena.

¿Cómo mejorar el clima laboral?

La mejor estrategia para mejorar el clima laboral depende de factores como la cultura de la empresa y las necesidades de sus empleados. Hemos reunido algunos pasos esenciales para ayudarte en esta misión:

1. Comienza con la encuesta climática

Antes de pensar en mejorar el clima laboral, es necesario evaluar el nivel actual de satisfacción de los empleados y sus percepciones sobre la empresa.

La mejor herramienta para este propósito es la encuesta climática, que recopila datos valiosos para analizar el ambiente psicológico de la empresa, así como sus fortalezas y debilidades.

2. Fortalecer la cultura de la empresa

La cultura organizacional es el conjunto de reglas, valores y principios que construyen la imagen de la empresa y representa su esencia como organización.

Si bien el clima laboral es un aspecto temporal y transitorio, la cultura se consolida en el tiempo, consolidando la identidad de la empresa. La forma en que los empleados se relacionan entre sí es cultural, por lo que es fundamental construir una cultura sólida basada en un propósito.

3. Invertir en oportunidades profesionales

Ofrecer oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional es una excelente manera de mejorar el clima laboral. Al fin y al cabo, la meritocracia no se puede limitar al discurso: es necesario motivar a los empleados con posibilidades reales de cualificación y avance en sus carreras.

Además, los recursos humanos modernos priorizan la movilidad del talento, abriendo puertas dentro de la empresa para que los profesionales se enfrenten a nuevos desafíos.

4. Apuesta por el reconocimiento

La misma encuesta que reveló descontento con el trabajo muestra que el 96% de los brasileños considera importante el reconocimiento.

Este reconocimiento puede venir en forma de recompensas materiales como bonificaciones, viajes, tarjetas de regalo o incluso elogios, homenajes y otras actitudes que valoran al empleado. En ese momento, es necesario profundizar en las emociones humanas y crear experiencias que despierten el sentimiento de pertenencia y estima.

5. Mejorar la comunicación

El desajuste de información es una de las experiencias más frustrantes en el lugar de trabajo, por lo que es fundamental invertir en una comunicación más abierta.

Con una comunicación interna transparente y eficiente, construyes una relación de confianza con los empleados, facilitando la integración entre áreas. En la era digital, es mucho más fácil garantizar que la información circule libremente y pueda utilizarse para los fines de la organización.

6. Incrementar la participación

Nada es más desalentador para un profesional que ignorar los impactos reales de su trabajo en los resultados de la empresa.

Para revertir esta situación, los líderes deben involucrar a los empleados en el establecimiento de metas y monitorear los resultados, haciéndolos sentir útiles y esenciales para la organización. Además, los profesionales deben sentirse animados a compartir nuevas ideas y presentar proyectos.

7. Guiar a los líderes

El papel de RR.HH. es esencial para guiar a los líderes a motivar e inspirar constantemente a los empleados.

Los gerentes deben brindar retroalimentación continua para mantener a los profesionales comprometidos, además de ofrecer apoyo y aumentar la confianza en sí mismos de sus equipos.

Se debe priorizar el perfil del “coach líder”, ya que los gerentes deben tener la capacidad de desarrollar el potencial humano y gestionar las competencias. Cuando las personas se sienten apoyadas y valoradas, los resultados en el clima laboral son extraordinarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *