Libertad de empresa

La libertad de empresa, también llamada sistema de mercado libre o empresa libre, es un modelo económico asociado con el liberalismo y el neoliberalismo. Este modelo tiene como principales teóricos a Adam Smith y Ludwig von Mises. La libertad de empresa se basa sobre todo en la ley de la oferta y la demanda.

En otras palabras, se cree que la economía debe estar determinada por las fuerzas de la oferta y la demanda y no por la intervención del gobierno. Por tanto, el principio rector del Sistema de Libre Empresa es la libertad. Esta libertad está presente en la libre elección de los individuos y las empresas, a la hora de elegir qué consumirán o producirán.

Por tanto, es un modelo de Economía de Mercado descentralizado, donde las decisiones económicas no son responsabilidad de un solo agente.

Libertad de empresa

¿Cómo funciona la Libertad de Empresa?

En teoría, la libertad de empresa funciona como un sistema económico donde no hay control y las regulaciones son mínimas.

Por esta misma razón, a menudo se usa en política como sinónimo de laissez-faire capitalista, donde todas las transacciones son privadas y no hay obstáculos gubernamentales. Sin embargo, en la práctica, el concepto de libertad de empresa es más amplio, ya que se refiere al mercado donde las actividades son completamente voluntarias.

De esta forma, incluso el Socialismo Voluntario sería considerada Libertad de Empresa, a pesar de no tener un carácter privado. En otras palabras, tanto el Laissez-Faire capitalista como el Socialismo Voluntario se consideran Mercado Libre. Porque, aunque uno es privado y el otro no, ambos se basan en la libertad de elección que da lugar a la ley de la oferta y la demanda.

Con la libre competencia entre empresas, se acelera la innovación tecnológica y la reducción de precios. Estas dos consecuencias son fundamentales para llamar la atención de los consumidores, que tienen una mayor libertad de elección entre proveedores, entre productos y cantidad a comprar.

Con más libertad para que los consumidores elijan, las empresas tendrían que esforzarse por ofrecer mejores servicios y productos para ganar nuevos clientes. Dado que la demanda sería la encargada de definir qué productos y servicios se ofrecerán, en consecuencia, algunos segmentos podrían desaparecer por completo del mercado.

Limitaciones del mercado libre

Las principales limitaciones presentes en el modelo de libertad de empresa están vinculadas a las actividades políticas. Por tanto, algunas de las limitaciones más habituales son:

  • Impuestos.
  • Prohibición de comerciar con ciertos productos y servicios.
  • Precios.
  • La regulación de algunos segmentos.
  • Normas laborales.
  • Competencia con los servicios públicos.

Estas limitaciones se utilizan a menudo como soluciones para proteger a los consumidores y empleados, evitando ventajas competitivas injustas.

¿Qué países tienen un sistema de libre empresa?

Al igual que una economía de libre mercado, un sistema de libre empresa en su forma teórica más pura es difícil de encontrar. Sin embargo, muchos países tienen alguna versión de un sistema de libre empresa.

Estados Unidos se considera el mejor ejemplo de un sistema de libre empresa, pero otros países con alguna versión de un sistema de libre empresa son el Reino Unido, Singapur, Suiza, Australia y Canadá. Cabe señalar que un país democrático no tiene automáticamente un sistema de libre empresa. Muchos países democráticos tienen una considerable regulación gubernamental de la libre empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *