Bienestar social: Definición, Importancia, Implementación, Beneficios

En el lugar de trabajo, el bienestar social generalmente se refiere a la medida en que un empleado siente un sentido de pertenencia en el trabajo. Desde las relaciones con los colegas hasta la alineación con los valores de la empresa, el bienestar social se trata de sentirse valorado como persona, colega y empleado. Con empleados trabajando de forma remota, en licencia o realizando diferentes funciones laborales para respaldar el negocio en 2020, esto nunca ha sido más importante.

En los últimos años, cada vez más empresas han dedicado especial atención al bienestar de los empleados, con iniciativas que van desde simples incrementos en el clima laboral, como sillas más cómodas, hasta medidas más sofisticadas, como cambios en la cultura de la empresa y planear el desarrollo personal concreto de los empleados.

Si usted es un gerente de recursos humanos comprometido con el crecimiento de su organización, no solo en términos numéricos, sino también preocupado por el desarrollo a largo plazo de sus equipos, ciertamente desea implementar medidas que promuevan una mayor satisfacción dentro de la organización.

bienestar social

Importancia del bienestar social

El bienestar social se ve con frecuencia como un artículo de lujo y no como una parte esencial de la oferta de sus empleados. Pero el sentido de pertenencia es vital para garantizar altos niveles de participación y, a su vez, una mayor productividad. Es mucho más probable que los empleados trabajen de la mejor manera cuando se sienten apoyados dentro de una empresa que los valora.

Está ampliamente aceptado que una mayor participación de los empleados aumenta la productividad. El bienestar social es un elemento clave para crear un lugar de trabajo donde las personas se sientan realmente incluidas y estén dispuestas a hacer un esfuerzo adicional. Los trabajadores se sienten más positivos hacia un empleador cuyos valores concuerdan con los suyos, fortaleciendo así la marca y la confianza de su empleador.

¿Cómo implementarlo?

Ahora que entendemos qué es el bienestar social, por qué tan importante y cómo puede afectar directamente la productividad de sus equipos e incluso los costos de su operación, es hora de conocer algunas de las estrategias más efectivas para estimular el bienestar de empleados contribuyentes.

1.- Proporcionar un buen ambiente de trabajo

Como ya hemos visto, todo en una empresa contribuye a la creación de la cultura organizacional, y no se deja fuera el espacio físico.

Pensemos, por ejemplo, en las oficinas de empresas tecnológicas como Google y Facebook: entornos modernos y atrevidos, con colores vibrantes y organizados para facilitar la colaboración entre personas de diferentes sectores y proyectos.

Ahora, imagina una oficina pública. Probablemente el ambiente tenga poca o ninguna decoración, una división de ambientes más formal y que no aproveche al máximo los espacios, ni fomente la interacción entre equipos.

Por ello, para poder crear un buen clima laboral, es fundamental que tengas en cuenta el tipo de dinámicas que quieres crear dentro de la empresa, el espíritu de la organización, sus valores y qué sentimientos quieres despertar en las personas. mientras trabajan.

2.- Fomentar la actividad física

Una de las formas más eficaces de garantizar el bienestar de los empleados es fomentar la práctica de ejercicios físicos. Hay muchas estrategias que se pueden adoptar dentro y fuera del entorno laboral, por ejemplo:

  • Gimnasia laboral
  • Clases presenciales
  • Alianzas con gimnasios

3.- Preste atención a la salud mental

Además de la salud del cuerpo, la atención de la salud mental también está creciendo en todo el mundo.

Impulsadas por figuras como el Dalai Lama y Deepak Chopra y cada vez más apoyadas por los descubrimientos de la neurociencia, las prácticas de meditación se apoderan de las corporaciones, desde startups altamente tecnológicas hasta multinacionales consolidadas con décadas de experiencia en el mercado.

Al tratarse de un ejercicio cuyo objetivo es llamar la atención sobre el momento presente, incorporar la meditación a la rutina trae muchos beneficios, tales como:

  • Más claridad de pensamiento
  • Fomentar la bondad al tratar con otras personas en el lugar de trabajo.
  • Comunicación más clara y menos violenta
  • Reducción de la ansiedad y el estrés.
  • Aumento de la capacidad de concentración.
  • Mayor empatía
  • Mayor objetividad.

4.- Crea un buen clima organizacional

Crear un ambiente relajado y profesional al mismo tiempo puede ser un desafío tremendo. Después de todo, no quiere que sus empleados estén tan relajados que ignoren los plazos y las metas, pero tampoco quiere que estén tan tensos que estén al borde del agotamiento.

Algunas estrategias suelen generar resultados muy positivos en todas las empresas, sin generar un incremento de costes y aportando una ganancia de productividad innegable a medio y largo plazo.

Una estrategia interesante para mantener a las personas motivadas es ofrecer beneficios individuales, tratando a los empleados de acuerdo con su carrera actual.

Otra alternativa para incrementar el bienestar de los empleados es incluir a la familia en las reuniones tradicionales de la empresa.

5.- Escucha a sus colaboradores

Una de las razones por las que las redes sociales tienen tanto éxito es que las personas se sienten cómodas para expresarse

Asimismo, las organizaciones donde todas las decisiones se toman de arriba hacia abajo, impuestas sin consultar la opinión de quienes marcan el día a día de la empresa, están condenadas al fracaso.

Sus empleados son las personas que se ocupan directamente de los problemas y desafíos de la organización, y probablemente tengan varios conocimientos valiosos que puedan indicar los mejores caminos a seguir, basados ​​en sus experiencias personales, su contacto con clientes y proveedores y los intercambios con miembros de otros. equipos.

6.- Adopte la flexibilidad

Las rutinas enyesadas no agradan a nadie. Si vives en un gran centro urbano, tener un horario de trabajo convencional e intransigente puede traer más inconvenientes que beneficios.

Pensando en ello es que cada vez son más las empresas que apuestan por formatos de trabajo que ofrecen flexibilidad y horarios rutinarios.

Cada vez más personas están invirtiendo en la oficina en casa, una tendencia que permite a las personas trabajar desde casa durante uno o más días de la semana, ahorrando tiempo y recursos y aumentando la calidad de vida .

Incluso si su industria no permite medidas tan drásticas, reúnase con los gerentes de cada área y busque formas de flexibilizar el trabajo de los empleados.

Pueden ser medidas más sencillas, como no tener reuniones los lunes por la mañana, flexibilizar la ropa los viernes o incluso ofrecer más horas de almuerzo

7.- Controla los niveles de estrés

No importa cuánto invierta en prácticas saludables, siempre habrá momentos en los que las exigencias de la empresa serán las más altas. Durante estos períodos, es natural que los estados de ánimo se alteren un poco y que el nivel de estrés se eleve por encima de lo normal.

Como gerente de recursos humanos, es fundamental que esté atento a estas fluctuaciones en su estado de ánimo general y tome medidas efectivas para evitar que las cosas se salgan de control

Algunas de las estrategias que hemos señalado anteriormente pueden ser de gran ayuda en estos momentos de crisis, como estimular la meditación, flexibilizar los horarios y practicar la escucha activa y atenta de las necesidades de las personas.

8.- Establezca metas desafiantes pero realistas

El nivel de satisfacción en un entorno laboral depende de una serie de factores, como hemos visto, pero sin duda uno de los elementos determinantes en el nivel de estrés que se genera en el trabajo y, en consecuencia, en el compromiso y satisfacción de los empleados, es cómo se definen los objetivos a alcanzar.

Un buen gerente puede encontrar el equilibrio entre los deseos de crecimiento de la empresa sin aumentar los costos operativos y la calidad de vida de sus empleados mientras persigue estos objetivos.

9.- Revisa las métricas de desempeño

Las métricas y las evaluaciones de desempeño son herramientas importantes en la gestión de personas. A través de ellos, es posible monitorear el crecimiento profesional de sus empleados, reconociendo el buen desempeño de quienes se destacan y diseñando estrategias para extraer lo mejor de quienes, por una razón u otra, no cumplieron con las expectativas.

10.- Invierte en las relaciones con los clientes

Los buenos profesionales no solo buscan empresas con un buen flujo de caja. Cada vez más personas están extendiendo sus valores personales al trabajo y quieren ser parte de una organización que ofrece valor a sus clientes, mucho más que productos y servicios.

Los datos como el flujo de caja y los costos operativos se pueden medir de manera concreta, mientras que el compromiso del cliente y la confianza en la marca son ideas más sutiles y difíciles de poner en una hoja de cálculo.

Los beneficios que esto traerá

Lejos de ser un beneficio secundario, un ambiente de trabajo preocupado por el bienestar de los empleados está íntimamente relacionado con el aumento de la productividad del equipo.

Esto se debe a que las personas que trabajan en entornos saludables se sienten naturalmente más comprometidas y más cómodas. Son capaces de identificarse mejor y más rápidamente con los objetivos y estrategias delineados por la junta cuando sienten que su satisfacción personal también es importante para la empresa.

Además, al involucrar a sus empleados, puede aumentar significativamente la retención de talento, lo que le permite desarrollar carreras a largo plazo y reducir la rotación de personal.

Esta reducción reduce los costes de despido, contratación y formación. En otras palabras: una buena cultura y un buen ambiente de trabajo no solo aumentan la productividad, sino que también ayudan a reducir los costos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *